amenazas, agresiones y robos por parte de la barra de Fluminense

La final de la Copa Libertadores está a la vuelta de la esquina. El próximo sábado, desde las 17 horas, Fluminense y Boca se enfrentarán en el mítico estadio Maracaná con el gran objetivo de conquistar la Gloria Eterna.

En esta ocasión, el partido decisivo contará con una particularidad que hará que el clima entre los equipos y sus respectivas hinchadas se vuelva cada vez más tenso. Es que la gran final se llevará a cabo en Rio de Janeiro, la ciudad del Flu en uno de los estados más futboleros de Brasil.

La amenaza de los torcedores de Fluminense a Boca.

En los últimos días, se conoció que los torcedores del equipo brasileño le habían mandado una contundente amenaza a los hinchas de Boca a través de las redes sociales: «Para el racista, una piña en la Boca”, escribieron en un afiche con los colores de la bandera argentina y del Xeneize.

Ese mensaje intimidante no fue nada comparado con lo que le tocaría sufrir a los fanáticos del club argentino días más tardes.

El lunes por la tarde -en una de las playas de Copacabana, Río de Janeiro, ciudad donde se jugará la final el sábado- los argentinos que llevaban puesta indumentaria con los colores del Xeneize, sufrieron agresiones y asaltos por parte de los simpatizantes de Fluminense.

Luego, los agresores se grabaron con las pertenencias robadas, donde había celulares, bandera y dinero, el cual se pusieron a contar delante de la cámara. Además, también se observan muchas latas de bebida energizante y algunas botellas de alcohol.

Cabe recordar, que esto último no estará permitido el sábado, ya que el alcalde Eduardo Paes decretó “Ley Seca” para que no haya venta de alcohol en los alrededores del estadio.

Pablo Moulia, uno de los hinchas que sufrió las consecuencias de los ataques, declaró en su cuenta de Instagram: “Nos cagaron a palos. Me robaron el celular. Éramos 30 y vinieron con reposeras a la playa a rompernos la cabeza”.

El mensaje de Pablo Moulia, el hincha de Boca que fue herido en su cabeza.El mensaje de Pablo Moulia, el hincha de Boca que fue herido en su cabeza.

A raíz de este incidente, hubo hombres y mujeres heridos, los cuales debieron ser atendidos en un hospital.

Para el encuentro del sábado, se espera que 25 mil hinchas de Boca tengan acceso al recinto. Sin embargo, habrá otro gran número de fanáticos que invadirán los alrededores del estadio para celebrar una posible consagración. Así que, teniendo en cuenta los acontecimientos recientes, habrá que ver cómo harán las autoridades locales para preservar su seguridad.