Boca tuvo el triunfo con un penal de Benedetto, pero se quedó sin aire arriba y en la final, Brey salvó el punto.

Boca tuvo el triunfo con un penal de Benedetto, pero se quedó sin aire arriba y en la final, Brey salvó el punto.

El punto sabe un poco porque Nacional de Potosí entregará la camiseta de River, pero habrá muchas cartas de la jerarquía de Boca, que no aprobó un penalti en el último minuto del primer tiempo. es seguro que Leandro Brey remató con la figura de sus manos corporativas por todo el centro y en tres tapadas sensacionales durante una segunda etapa para sopesar los daños y la altitud. Sin embargo, el equipo de Diego Martínez Ya he pasado una gran oportunidad para organizar el Copa Sudamericana con una Victoria ante un oponente estúpido.

Resulta que, a su vez, estos elementos terminan formando parte de una rotación que obedece a la complejidad del viaje altiplano. Sobretodo, Milton Delgado (18 años), atrevido y encarador. También ingerido Juan Zufriaurre (18 años) y Walter Molas (19 años), todos principiantes absolutos. Sucedió en el complemento, cuando el empresario encontró frescura en el negocio de la música.

El penal que le cayó a Darío Benedetto Durante el desenganche de la etapa inicial, a Boca no le permitió justificar en el resultado ese dominio que ejerció durante la mayor parte del partido. El “9”, que tuvo un toque en la primera opción derivado de una infracción de Edisson Restrepo sobre Lucas Janson, remató fuerte y arriba, pero el balón se despliega en el recorrido. Y hoy la decisión la toma el delantero, que mostró un buen nivel.

No toques la altitud en el periodo inicial y cinco minutos. Al borde de un 4-1-4-1 en ese Mauricio Benítez Si se convirtió en el único volante central, Diego Martínez se armó de un equipo elástico, que trabajó profundo por las bandas y que tuvo a Benedetto como un centrodelantero muy activo. También un Norberto Briasco por la derecha ya Jabes Saralagui Despegando del mediocampo.

En ese contexto, Boca generó situaciones suficientes para abrir el marcador. Briasco mandó un venenoso centro de la derecha y Benedetto no pasó a la dirigencia de lleno cuando arrancaba el partido. Entonces Saralagui intentó mantener distancia con los medios y presionó a Saidt Mustafá. El propio joven fue saqueado tras la fuga y el balón lo perdió el viajero. Hubo, además, una de buenas triangulaciones para la persona, con una trepada de Marcelo Saracchi, entre ambos. Hay 16 delitos argentinos, pero 3 delitos, incluidos los penales, claro.

El Nacional de Potosí tomó la iniciativa de su ilustre rival y rápidamente tomó el camino del pelotage. Pragmático, el directivo atacó menos que Boca, pero produjo situaciones que comprometieron a Leandro Brey. La más clara fue un pase desviado de Maximiliano Ortiz que cabeceó miguel prost y encontré una notable respuesta del joven arquero.

Los bolivianos ganaron terreno por afuera, sobre todas las espaldas de Saracchi, donde Facundo Callejo se filtra varias veces, obligado Nicolás Valentini a dejar la zaga y salir muy lejos. En cualquier caso, los laterales del argentino que lucen la camiseta nacional no serán peligrosos porque Brey cortó todas las cruces.

El partido se mantuvo por la dinámica, la ida y la vista, mucho a pesar de la coyuntura geográfica. Y en el último paso del primer paso, cuando Boca ya empezaba a sentir el asco, tengo una gran combinación entre Juan Ramírez, Janson y Benedetto, que pasó mano a mano con Mustafá, tocó al arquero y el colombiano Restrepo bajó a Janson. Los bolivianos reclaman una mano previa de Benítez que no será advertida. El Pipa cayó de penal y el resultado no cambió.

En el segundo momento, el Pampa Biaggio –en el banquillo estaba su asistente Antonio Murmandó en la cancha de Gustavo Cristaldo. Y el veterano paraguayo se complicó con su movilidad entre los centrales y ayudó a todo Boca con un reportaje mediático a distancia que tecleó Brey.

Luego se preocupó por las dos paradas de pelota y mandó puñetazos a los resultados del arquero, uno de William Álvarez y otro de Nicolás Valentini que terminó en partido en contra.

Finalmente, Saracchi lo perdió. Lleva un 0 a 0 que suma 4.090 metros sobre el nivel del mar, pero finaliza con una gran recomendación por la diferencia de categoría y recuerda desde los doce pasos que podría ser el final de la salida.