Disahogada victoria de Salvador Illa que apuntala la relación de Sánchez con el ‘trial’

Victoria desahogada del candidato del PSC, Salvador Illa, que registró otros 870.981 votos en las elecciones catalanas, es un 27,95 para un total equivalente a 42 especies. Este es el mejor resultado del partido desde 2003 (también 42). El informe de las 135 actas del Parlamento ofrece un tripartito con ERC y los ayuntamientos, 68 juntos, que garantizan su inversión. Es necesario negociar después de que la máxima aspiración de un gobernador solitario no sea posible, en parte por el fugitivo Carlos Puigdemont, el candidato de Junts, en segunda posición, tomó distancia en las últimas horas. muy Disputó el último escaño de LleidaCelebrado en el mensaje como un gol, que en el recto final del balotaje se bañó entre ambos pero al final cayó en el banco del PSC por unos 200 votos.

La independencia no es una mayoría absoluta como el éxito en las elecciones de 2021, mientras que el CPS no puede gobernar en vano. illa mejores escaños nuevos y 216,215 papeletas respeto este año. Esto derivó en un informe del presidente del Gobierno sobre la política de distensión con el soberanismo para neutralizar el “proceso”. “Las medidas del Gobierno de Pedro Sánchez Volver a la comunidad en Cataluña recibe hoy un respaldo y un impulso muy importante”, expresaron las fuentes de la dirección nacional del PSOE antes de finalizar el examen.

periodo cataluña El gran plebiscito de Sánchez. Un bloqueo por la imposibilidad de gobernar la Isla será un gran ruido y ruido como de granada en Moncloa y Ferraz. Entró en la sala de espectáculos entre aplausos y ataques de euforia a 500 kilómetros de distancia, en Ferraz, y se sintió vivo. Estas urnas fueron el primer examen del PSOE en Cataluña tras la aprobación de los indultos a los líderes del “procés” en junio de 2021 y tras la retirada de la ley de amnistía a los investigadores por el referéndum ilegal del 1-O.

Todavía queda lograr un acuerdo con Padre Aragonès, candidato de ERC, y con los ayuntamientos de Jéssica Albiach. Pero los socialistas creen que el voto de tres niveles de ERC les obligará a invertir en el presidente porque provocan a otros candidatos electorales que podrían acabar bloqueando a los funcionarios más electos. Aragonès anunció hace un año que trabajaría en la oposición, pero eso no significa que no vaya a ser el futuro del mañana.

Fue admitido en el Parlamento de Cataluña en 2021 tras Liderando el Ministerio de Salud durante la pandemia. y se convierte en el líder de la oposición. En estos últimos tres años, el socialista ha tenido una pequeña piedra para afrontar el independentismo del descontento de Aragonès -sin que sea casualidad en cuanto a la representación de la figura de Josep Tarradellas- y el espacio constitucionalista desde su mirada. Consumiendo los caladeros de ERC y los ayuntamientos, y sin posibilidad de alimentar a los ciudadanos, que alimentaban al PP, en las últimas semanas han agotado una estrategia para representar la antigua Convergencia.

San Pancracio y el despacho

Y la independencia no se ganó en Cataluña hace 40 años. “Amigo protector de mi corazón, San Pancracio”, reza la oración a este santo de buena salud que nos visita, casualmente, el 12 de mayo, coincidiendo este año con las elecciones catalanas. El candidato del PSC, un hombre luchador, compartió una impresión de este mártir Además despacho desde la sede del PSC de Barcelona semanas antes de las urnas. “Atención a la calle”agrega el rezo.

Fue propuesto como recuperador del alcalde Josep Lluís Trapero como director general de los Mossos durante el debate de TV3. La gran batalla del PSC contra Puigdemont, que ataca a los socialistas y las encuestas que van desde fuera del país -en España está prohibida por ley electoral la última semana de campaña- hasta alejarlos de la horquilla entre 44 y 46 semanas. por la que zaban los dos dos en la Casa Socialista Joan ReventósSede del PSC.

Movilización contra el shock

Nadie coincide también en que el inicio de campaña viene marcado por shock generalizado tras el amago de Sánchez de abandonar la presidencia para denunciar una estrategia de acoso judicial de la derecha y la extrema derecha contra él y su familia. La incertidumbre sobre la primera mano de Illa, sin embargo, no les decepcionó.

El PSC ha llegado a un ventana de oportunidad En la ola de diputados que inscribieron al PSOE para movilizar a sus votantes, son mucho más abstencionistas en las autonómicas que en las generales. De hecho, el PSC ganó Cataluña el 23 de julio con 1.213.006 votos, pero quedó al descubierto la tendencia histórica que nunca se tradujo en el plan autonómico por el abatimiento que infligieron las victorias de CiU. La primera campaña de campaña fue típica y resultó ser una gran terapia de grupo. Pero todo esto es agua pasada y Sánchez e Illa hoy se sienten más fuertes, más prácticos.