El extraño pueblo australiano donde vive la gente en el nivel inferior.

En Australia hay una ciudad que parece de película

Se trata de Coober Pedy, un pueblo minero en el norte de Adelaida cuyo nombre deriva del término aborigen «kupa-piti», que significa: agujero del hombre blanco, Por eso nuestros ciudadanos viven en una antigua operación minera en Opal. Esto provocó la dificultad de vivir en la superficie, ya que es un desierto donde las temperaturas alcanzan los 48 grados al aire libre y no hay casos oscuros, además de tener que atormentar la arena, muchas moscas y escasea la Luvia.

Según la TikToker Angelica Ladino, la existencia de Coober Pedy debe estar en busca de una piedra preciosa: el hombre. Los primeros exploradores, atraídos por la promesa de esta piedra preciosa, pronto descubrirían la inviabilidad de su instalación en la superficie debido a las duras condiciones climáticas. Optaron, con notable astucia, a cavar y conformar sus casas dentro de la tierra, beneficiándose de un clima más templado y habitable.

Una de las características de esta comunidad es su sistema de ventilación, fundamental para mantener un ambiente fresco y de tierra respirable bajo tierra. En medio de un canal rojo, garantiza la circulación del aire, con tubos que salen a la superficie, atestiguando la presencia de vida subterránea.

El increíble lugar en el fondo de la tierra que sorprende en Australia.

Esta ingeniosa solución por sí sola no facilita la habitabilidad de estos espacios, pero también invita a la curiosidad y la sombra de quienes visitan el pueblo. La experiencia de aventurarse en este enclave subterráneo es, sin duda, única. Los visitantes tienen la oportunidad de explorar la vida en las tierras bajas, acampando junto al mar o alojándose en hoteles diseñados en este lugar aislado. Según testimonios, la atmósfera subterránea ofrece un refugio fresco y agradable, a diferencia del aire y el calor de la superficie.

Entrada al Museo Coober Pedy.  El árido pueblo australiano.Entrada al Museo Coober Pedy. El árido pueblo australiano.

El edificio, una piedra de inestimable valor, marca profundamente la identidad, la arquitectura y las costumbres de este lugar, transformado en un fascinante estudio de la naturaleza y la necesidad que puede inspirar estilos de vida extraordinarios.

El vídeo registró 835.000 reproducciones y 42.000 me gusta en tan solo 72 horas, pero, sin duda, lo que más llama la atención es que todos los comentarios que han publicado los usuarios de TikTok coinciden al mismo tiempo: tendrán miedo de vivirlo todo.

Así encontrarás algunos artículos en el periódico español ABC: «No hay vida. Sufro tiene ataques de pánico y no puedo estar en cerrados ni en lugares pequeños», «No, claustrofobia activada», «Vaya, qué interesante pero no será muy peligroso cual se derrumbe?» o “Qué bonito se ve, pero creo que ne podría vivir ahí daría terror”.

Fuente: El Confidencial y diario ABC.