‘El Pastilla’ es descubierto por una familia de Colonia y la policía tras sus viajes desde Montpellier

‘El Pastilla’ es descubierto por una familia de Colonia y la policía tras sus viajes desde Montpellier

Actualizado

Yousef Mohamed Lehrechseudónimo La Pastilla -el delincuente de 20 años que huyó de la cárcel Alcal Meco La Vespera de Nochebuena-, estaba cobijada por una familia de Colonia (Alemania) desde que huyó de la cárcel de Alcal Meco. La Polica sigue el rastro desde Montpellier (Francia) y el identificaron cotejando sus huellas.

Investigadores de la Sección de Localización de Fugitivos de la Policía Nacional han abierto una investigación sobre las vías de la Red ENFAST que se encuentran en el territorio de la alerta.

La investigación que llevó a los investigadores a investigar al fugitivo y el recorrido seguido por éste hasta finales de año permitió abrir una línea de investigación internacional para su posible parada en Montpellier. Esta línea de investigación le permite ponerse en contacto con FAST Francia, con la que está iniciando trabajos de verificación sobre una posible residencia en Le Pas Galo.

La investigación se desarrolla, sin embargo, en Alemania, donde se recopila información que La Pastilla Está cobijado por una familia en Colonia.

Una persona similar al prófugo fue visualizada por una cámara del circuito de televisión del Cerrado cercana al domicilio pero no pudo certificar su identidad.

Al realizar pruebas de calificación facial frente a ABIS con la Comisara General de Polica Cientfica-Grupo de Fisonmicos se obtuvo la compra positiva de lo tratado La Pastilla.

Por ello, solicitan a las contrapartes de los fugitivos alemanes que se interesen más por los posibles movimientos de esta persona y su futuro, estableciendo una alerta sobre el mismo tema que conduce a su arresto la tarde de su llegada cerca de la estación de Leipzig. Cuando se detecta, no es posible identificarlo, comprometiendo que el producto sea procesado para realizar el costo activo.

Durante el tiempo que ha perdido definitivamente, el joven está preocupado por mantener un perfil bajo pasar la mayor desapercibido posible y evadir el control de los agentes. La investigación se centra ahora en los posibles actores que podrían tenerlo.

Investigadores de la Sección de Localización de Fugitivos de la Policía Nacional tenan abrir una investigación a través de la Red ENFAST que la ubicó en territorio alemán. Seg ha podido saber EL MUNDOal joven se le sigue la pista desde hace das.

La fuga

La Pastilla se habia convertido en uno de los prfugos más buscados Si no causa violencia o circunstancias en las que se produce el aceite del motor, sólo hay una ordenar todos los controles y sali por su propio pie sin que nadie se lo impidiera.

La Pastilla se les permitió reunirse con sus familias el 23 de diciembre. Lleve a cabo el primero, comunicación en el lugar. Cuando va a la habitación para tener una cara familiar, puede resultar útil para su criminal. el preso Sucio directamente por la puerta principal. es tarde. Hay mucha confusión entre los familiares que aprendieron a visitar a las reclusas antes de la fiesta de Navidad.

Durante las capturas de las garantías de seguridad de la cárcel, se aprecia, según se revela como conocimiento de la investigación abierta por las instituciones penitenciarias, que el joven aprovecha el trasiego de gente para mezclarse con el resto de personas que acostumbran a visitar a sus familiares, evitando así al funcionario que recae en formas de identidad.

La estructura del crcel de Meco no ayuda -se trata d’una prisión antigua y con mucha poblacin reclusa-, sino que contribuye a posibles caídas humanas que pudo facilitar la huida. Después de la filtración, publique la imagen prfugo. La Pastilla proviene de una familia destrozada y fue capturado por la banda de Los Tayena siendo todava menor de edad. El territorio natural de Ceuta y las fuentes políticas consultadas indican que existen numerosos antecedentes políticos anteriores a la Cremas para la espalda que son las que atribuyen.

Su fuga provocó una gran crítica de la Secretara General des Instituciones Penitenciarias que, al igual que EL MUNDO, expedientaba a tres funcionarios para la fuga.