en diez jornadas hay cinco entrenadores que ya no siguen

en diez jornadas hay cinco entrenadores que ya no siguen

El último fue el de Pedro Velasco, que se convirtió en ese empresario del CD Villacañas, a dos puntos del final del descenso. Desde que trabajó interinamente en el grupo XVIII de la Tercera RFEF, en Castilla-La Mancha, son cinco los equipos que han cambiado de empresario en tan solo estos días:

CD Marchamalo: Ángel Sanz presentó su baja tras perder 4-0 ante el CD Toledo. Los sumaban gallardos por tanto tienen un punto sobre cinco partidos y fueron enviados por paquetería. Se llevó al director deportivo, Aitor Gómez, que en una etapa previa obtuvo un doble ascenso: de favorito a segundo de la RFEF. Con Gómez, el Marchamalo también se ubicó en cinco partes y abandonó el descenso.

AD San ​​Clemente: José María Arcas, el técnico del ascenso de las Preferentes, perdió tras 4-1 ante el CD Toledo en la séptima jornada. Así, las victorias se producirán con una Victoria y sus derrotas. Llegó José Vicente Ibáñez ‘Jovi’ es ahora el último, con 20 goles encajados en estos partidos.

CD Torrijos: Ángel de las Heras quedó abandonado tras no poder conseguir las primeras salidas en un equipo que tenía otras aspiraciones. Los rojiblancos volvieron a Fran Sánchez, con quien vivió sus éxitos mayores, pero se quedó sin venir y está en descenso.

CD Toledo: las expectativas, así estaban, eran muy altas en el ‘Salto del Caballo’. La paciencia de Carlos Gómez se hizo patente en la nueva jornada, ya que La Solana se apoderó del minuto 90 y los verdes siguieron fuera del ‘play off’. Rubén Gala se jugó la victoria ante un rival de Socuéllamos, incluso en el minuto 77 el CD Toledo se impuso por 0-2.

CD Villacañas: Pedro Velasco llegó dos años después al mando de una dupla donde primero salvó el descenso y el período transcurrido estuvo cercano al “play off”. Y eso es bueno, con algunos puntos en las primeras cinco jornadas. Sin embargo, los cinco últimos acumulan cuatro derrotes y un empate, lo que ha condenado. Por el momento no hay ningún sustituto del heno.