Ex ministros y ex diputados critican duramente al Congreso «plurilingüe»: «Excede cualquier punto razonable»

Ex ministros y ex diputados critican duramente al Congreso «plurilingüe»: «Excede cualquier punto razonable»

Actualizado

Presentan un texto en la Cámara Baja que tiene un objetivo fundamental: la defensa del castellano como «lengua común»

La Junta de Portavoces se reúne para preparar el pleno
La Junta de Portavoces se reúne para preparar el plenoF. AlvaradoEFE
  • Política Los obstáculos para el catalán, euskera y gallego en la UE: costes, unanimidad y falta de precedentes
  • PSOE Nicolás Redondo Terreros se enteró de su expulsión del PSOE mientras almorzaba con Aznar y Leguina en Madrid

Las críticas a las propuestas del Gobierno en funciones no cesan. De nuevo, este viernes, con motivo de las lenguas cooficiales en el Congreso. Ha sido a las puertas de la Cámara Baja donde la ex ministra de Cultura Soledad Becerril (PSOE) y los ex diputados Eugenio Nasarre (PP) y Pedro Bofill (PSOE) han entregado en la secretaría de la Presidenta del Congreso un escrito firmado, hasta ahora, por 66 ex parlamentarios y pensadores de todos los partidos del arco «constitucionalista». Entre estos, señalan a UCD, PSOE, PP, CDS, UPyD y Ciudadanos. De ellos de destacan María Dolores de Cospedal, Miguel Arias Cañete, Rosa Díez, Joaquín Leguina o Nicolás Redondo.

Un texto con un fundamental objetivo: la defensa del castellano como «lengua común» y «contra la reforma del Reglamento» que el PSOE aprobó junto a Sumar para hacer oficial el uso del catalán, euskera y gallego en el Hemiciclo.

En palabras de la propia Becerril, han expresado su rechazo a la decisión tomanda, principalmente por Francina Armengol, «sin el conseso necesario» para modificar el Reglamento. Asimismo ha declarado rechazar la decisión de que la Cámara se convierta en «plurilungue», en lugar de utilizar la «lengua común», el español, cuyo uso «es un deber», ha pronunciado. En su alocución también ha llegado a decir que aunque estas lenguas, muy respetadas, enriquecen a España, el Congreso siempre ha utilizado «la lengua en la que los diputados y los españoles, siempre nos hemos entendido».

Entre Nasarre y Bofill han aclarado que el manifiesto gestado en 3 días se confeccionó para ir en contra de la «abusiva precipitación con la que se iba a hacer este trágala del reglamento». «Nos preocupa de cara a la vida parlamentaria», ha manifestado el ex dipuado ‘popular’.

En esta línea, el propio Nasarre ha señalado que «nos preocupa» que este cambio se haya hecho para «satifacer las neecsiades de los grupos nacionalistas». A lo que ha añadido que excede cualquier «punto razonable» de un sistema «democrático y liberal».

Este escrito, el cual pide que las señorías rehagan una iniciativa por «el bien de nuestra convivencia», llega después de la Mesa del Congreso aprobara este miércoles el uso del catalán, euskera y gallego en los plenos de la Cámara Baja. Debido a que la formación socialista cuenta, junto con Sumar, con una mayoría, aplicaron este cambio que comenzará a aplicarse en los plenos de la sesión de investidura de Alberto Núñez Feijóo.

Aunque este raudo cambio reglamentario lleva un consigo una advertencia. Los propios letrados del Hemiciclo señalaron que implantar el uso de las lenguas cooficiales en toda la tramitación legislativa obligará a revisar por completo los procedimientos y plazos del Parlamento.

Por su cuenta, el socialista Bofill se ha pronunciado sobre la expulsión de Nicolás Redondo del PSOE. Acerca de ella ha sentido estar «sorprendido y apenado» por el hecho de que el PSOE haya expulsado a un miembro debido a que no esté de acuerdo con el protecto de «amnistiar a un prófugo de la Justicia». Desde su perspectiva, en la cual se recogen 45 años de militancia socialista, ha declarado haber discrepado con «todas las direcciones que ha habido», y que nunca se había sentido «limitado» en su libertad de expresión.

Con respecto a la amnistía, ha preguntado retóricamente: ¿Cómo podemos exculpar a un prófugo de la Justicia antes de que sea penado y de que haya cometido un delito de sedición?.» En esa circunstancia, ha respondido que los «culpables» son los que «defendemos la legalidad», pues con esta reforma legal «se pone en tela de juicio a la propia Justicia», ha dicho el ex parlamentario socialista.

De cara a la manifestación convocada por el PP en contra de una posible aministía el próximo domingo 24, Bolfill ha indicado que «no sé que haré». Lo cual deja la puerta abierta a una posible participación en un acto de un partido diferente en el que ahora milita.