Hoeness y Tuchel prendieron fuego a árboles de Múnich

En la final de abril de 2014, justo en esos años, durante la victoria del Real Madrid de Ancelotti contra el Bayern de Guardiola (1-0) en las semifinales de la Champions, Rummenigge Hubo una reflexión histórica para la hemeroteca en referencia a la fiesta de la Vuelta: “Quando llegue el próximo martes, van a arder hasta los árboles de Múnich”.

Este fuego finalmente se produjo en beneficio del Bayern, vencedor 0-4 al Madrid, que nunca vio el momento, pero al Baviera le gustó el fuego. También por dentro. Que lo dicen a Hoeness, el presidente honorario del Bayern, que no tuvo la mejor idea que tuvo Echarle Gasolina Tuchel A las puertas del partido Allianz ida ante los blancos: “Me siento bien con él, pero también tengo una opinión diferente. Tuchel no dice que pueda mejorar a Davies, Pavlovic o Musiala. Si no funciona, lo mejor es comprar jugadores antes de actualizarlos. Mientras que yo pienso que hay que trabajar duro con ellos y acaricia la confianza».

Esta no es la primera vez que honestidad mostrar su descontento con Tuchel. Por ello, es uno de los más deseosos de asegurar que no se renueva el contrato, mientras se ha producido la comunicación sobre principios del mes de febrero y se ha roto por completo la relación técnica remota con las leyendas municipales que regentan la entidad. “Estas declaraciones están muy alejadas de la realidad. No sé cómo responder. Me ha herido en mi honor como emprendedor. Si algo nos han demostrado los últimos años de quinces es que los canteranos, si llegamos bien, siempre tenemos sitio con nosotros. Tengo poco interés en Uli Hoeness. Creo que no quiero pasteles ni cabezas”, respondió Tuchel.

El ejemplo de Bryan

Las duras críticas de Hoeness confirman los informes de que alguna vez tuvo esta relación con Bryan Zaragoza. Durante la lesión de Coman, Tuchel pidió adaptarse a su ficha, de cara a la próxima temporada, en el mercado de invierno. Poco después, en junio se hizo el anuncio de sus palabras, y la venganza decidió no estar de su parte para que el Zaragoza acelerara su adaptación. Parece que quedan algunos minutos: “En realidad, es un poco de realidad que no se puede reaccionar del todo si la llegada de Uli Hoeness no es suya. La que viene de uno de nuestros dirigentes antes del partido contra el Madrid tiene otro sabor.

Tuchel, pero sobre todo sus evidentes diferencias con Uli, no entiende el momento de sus comentarios. El equipo, en una de sus temporadas pares de los últimos años de quince, con el Bundesliga y se pierde la Copa, es el comodín de Champions. No lo tiene fácil ante el Madrid, pero el técnico del Bayern sabe que no hay momento de fuego, sino que hay que eliminar el foco como los blancos. Pero honestidad es una espalda gratis. Desde aquí, siempre lo ha sido, ya estas alturas no va a cambiar.