Intelectuales, artistas y otras más de 3000 personas de la colectividad judía manifestaron “preocupación” por “el uso político“ de Javier Milei de su religión

Más de 3000 judíos y judías de la Argentina firmaron una carta para expresar su “preocupación” por las “expresiones de odio” de Javier Milei y resaltaron el “uso político” que el candidato a presidente realiza de su religión.

La misiva cuenta con la firma de escritores, intelectuales, periodistas y artistas de la colectividad judía. Entre quienes suscribieron, figuran la cantante Julia Zenko, la escritora Tamara Tenembaum, el médico Pedro Cahn y el intelectual Ricardo Forster, entre los nombres más resonantes.

“Quienes firmamos esta carta, con orgullo de nuestra identidad judía, argentina y humanista, manifestamos nuestra preocupación por las expresiones de odio de Javier Milei, candidato más votado en las PASO presidenciales, así como también por el uso político que realiza del judaísmo, sus textos y sus símbolos”, indicaron.

De acuerdo a la nota, durante esta campaña presidencial, Milei “ha tenido declaraciones de contenido discriminatorio, misógino, contrario a la diversidad sexual, a la pluralidad política, y a la convivencia democrática en general”.

“Corresponde condenar además su ataque al papa Francisco, ofendiéndolo a él y, a través suyo, a millones de fieles”, agregaron.

Javier Milei y Carlos Maslatón, en agosto de 2021, en el templo en donde practica la religión judía el Libertarioi con el rabino Axel Wahnish.
Foto del Instagram de Maslatón

Asimismo, plantearon que no puede obviarse que su compañera de fórmula, Victoria Villarruel, “es la principal figura del negacionismo en nuestro país y de defensa de una dictadura que tuvo un probado carácter antisemita al ensañarse especialmente con desaparecidos/as de origen judío”.

Y agregaron: “En igual sentido, ha sido tristemente célebre en las últimas semanas por atacar a una referente indiscutida de la lucha por los derechos humanos como Estela de Carlotto”.

Los firmantes consideraron como una “particularidad” de Milei “que dice estudiar la Torá asiduamente” que haya incluído “el talit y el shofar en su acto de cierre de campaña previo a las PASO, cita frecuentemente fuentes judías y hace referencias a personajes como Moshé, entre otros actos”.

“Queremos expresar de forma clara: la ética judía que aprendimos y que aspiramos a poner en práctica en nuestras vidas está íntimamente vinculada a la noción de igualdad y de justicia social, la misma que Milei tilda de aberrante”, subrayaron.

De acuerdo a los más de 3000 firmantes, el judaísmo que éstos expresan “se encuentra en las antípodas de Javier Milei y su proyecto político”.

Javier Milei practica el judaismo y dice ser fanático de IsraelJavier Milei practica el judaismo y dice ser fanático de Israel

“El profeta Amós, el mismo que Milei descontextualiza en su material de campaña, fue quien denunció la desigualdad entre los ricos y pobres de su pueblo. Otro profeta, Isaías, criticó duramente a quienes ayunaban siguiendo el ritual religioso sin ver la necesidad de liberar a los oprimidos de su yugo y de socorrer al necesitado”, recordaron.

El texto, según explicaron, se encuentra en el Tanaj, “el mismo libro que nos insiste en la necesidad de recordar siempre con humildad que descendemos de esclavos en Egipto, y que ordena proteger a los grupos más vulnerables de la sociedad a través de leyes y prácticas redistributivas basadas en la dignidad intrínseca del ser humano”.

Por otra parte, subrayaron que las referencias de Milei a la “‘superioridad estética’ de la derecha y su lucha anunciada contra el ‘marxismo cultural’ (un concepto de indudables orígenes antisemitas) deben funcionar como un llamado de alerta para todos y todas, judíos/as o no, quienes estemos comprometidos con la convivencia pacífica y el diálogo”.

Asimismo, dijeron que Milei manifiesta que Israel será uno de sus principales aliados y mudaría la embajada a Jerusalén en un eventual gobierno a su cargo.

Al respecto, indicaron que han visto “cómo proyectos políticos de similares características en otros lugares del mundo, identificados con Israel, albergaron en su interior expresiones netamente antisemitas, y partidarias de otras formas de racismo y discriminación, que crecieron a su abrigo”.

A modo de conclusión, afirmaron que “como parte de un pueblo que ha sufrido las más horrendas persecuciones a lo largo de su historia, decimos firmemente que Milei no nos representa”. “No permitiremos que su apropiación de símbolos y conceptos judíos nuble esta realidad”, finalizaron.