Lehecka pone fin a la bonita historia de Nadal en el Masters de Madrid

Actualizado

Fue Jiri Leheckauno capaz de aguantar con muchas armas para adquirir el protagonismo del circuito, el último hombre que vive cara a cara Rafael Nadal en la pista Manolo Santana. El adiós del ex número 1 del mundo y ganador de 22 títulos de Grand Slam en una de sus pistas favoritas, que eran las únicas superadas por Roland Garros, produjo durante el colegio de estos años una fiesta para quien iba a sembrar esperanza. Lideraron un nuevo trío hasta el final del primer set y lucharon hasta la final contra un rival serio y contra sus propias reservas físicas. Los sueños de Nadal también se hicieron realidad y Lehecka se impuso en los octavos de la final por 7-5 y 6-4, dos horas y un minuto.

En la disputa de 20 de las 22 ediciones, pudo perderse en solitario durante el año pasado, por lesión, y el primero, cuando era caballo, quién fue el mejor jugador que pasó por este tornado, como atestigua su equilibrio incomparable. Nadie tiene tantos títulos y tantas victorias. Pentacampeón y con 59 partidos ganadores, Nadal, que pronto cumplirá 38 años, es el rey de la capital tras conquistar el trofeo en el Rockódromo de la Casa de Campo cuando el torneo se disputará en la pista rápida y de bajo nivel. Desde que se anunció que ésta sería la última ocasión de la disputa, cada una de sus presencias en la pista central ha creado un aura de emoción especial, multiplicada por una forma reflexiva de hacer su última noche.

Nadal no puede aprobar su única bola de vulgaridad. Llegó en el octavo juego, con la posibilidad de situarse 5-3 y servicio, pero el chéco la sofocó con una gran derecha paralela. Es Lehecka, 31º, un jugador completo. Además de un servicio que discurre con velocidad y dirección, pronto podrás circular por la intersección vecinal abierta, normalmente a unos 220 kilómetros por hora, estarás sólidamente desde abajo, tendrás el mar con la derecha como con los sueños. , hay buena mano cuando se sujeta al cinturón.

Un juego crucial

El partido se está embarcando en el juego del decimoprimer. Lehecka logró romper y encadenó chos consecutivos para hacerse con el parcial. Las posibilidades de Nadal, tras el duro comienzo Pedro Cachín, pasaban por intentar una victoria en dos sets. El cheque, por 24 años, es un nuevo romper en el primer juego del segundo set y puso las cosas difíciles al ídolo de la afición local, encorajinado por la grada en todo momento.

Y como llegaban al torneo, con sólo dos partidos disputados por el Conde de Dieu desde su reparación, recurrieron al lesionado en los cuartos de final del ATP 250 de Brisbane contra jordán thompson, ni siquiera tendrá también tres encuentros consecutivos en el Masters 1.000 de Madrid. Nadal ha trabajado para acelerar su clímax hacia Roland Garros después de un año y medio de blanco.

En la Caja Mágica podrás adquirir ritmo competitivo y disputar partidos exigentes, como es el caso de la segunda vuelta que se avecina Alex de MiñaurEl juez que sesionó la semana pasada en Barcelona, ​​la disputa ante Cachín, que cometió una infracción física durante más de tres horas, y la disputa es esta noche, en un horario poco común para él, contra Lehecka. Sopesar que existe la máxima garantía en Carlos Alcarazsu figura siempre quedará grabada en esta ciudad, por su carácter, su compromiso y su capacidad para adaptarse con enorme éxito a condiciones que nunca serán las más favorables para su tenis.

Nadal contempló desde el centro de la pista las imágenes de sus tríos, en 2005, 2010, 2013, 2014 y 2017, entre el entusiasmo del público que se manifestaba en la canción coreando su nombre. “Que fue una broma, que venga el año a vuelvo”, llegó al Parlamento. “Viendo las imágenes, algunas parecen d’autre vida”, dijo seriamente. “Para mí, tuve un don que me hizo hacer lo más importante en cualquier Grand Slam que ganara. Tuvo la suerte de poder hacer lo que era un hobby para mi trabajo y él también hizo lo mismo. No puedo hacer nada más. Espero que de alguna manera sea un ejemplo positivo para las nuevas generaciones. Soy el único que puede decir gracias. La vida y el cuerpo llevan un tiempo enviándome señales de que ésta es la tenia que llegar”.