María Moreno y sus pastillas Cristina “Forever”

Redes sociales y espacios virtuales

Usar Instagram Facebook detectar modas, periódicos narcisistas, tendencias, síntomas alarmantes como ese odioso vomitador que crea, por ejemplo, el kirchnerismo, o el feminismo por ejemplo en el caso de Lucio (Dupuy). Escribió sobre esto y sobre la irrupción de su nueva derecha, como Agustín Laje, Manuel Adorni y Jorge Scala, hoy devoto de Milei. Recibido vía Instagram sobre cien mensajes de odio y amenazapor lo tanto deseos de muerte. Lo oyeron y se sintieron aún más insultados. Encontré nostalgia por un derecho como el de Ignacio B. Anzoátegui. También tengo carretes para gatos. Todo ello con una técnica semi-ciega que aprenderá mejor un mono. Nada puede sustituir el encuentro actual, el debate entre camaradas, el sentimiento de clima político. El número de “me gusta” es en gran medida pulsional, no es el correlato de una votación, por ejemplo como si se participara en una cinchada. En este caso, una persona puede seleccionar entre la basura, varias opciones.

Entré en un libro donde algunos intelectuales de Contorno eligieron terapias con drogas psicológicas, esos momentos donde las vanguardias políticas se cruzan con lo estético o lo experimental son valiosos. Benjamín y el hash, Sartre y la anfetaminasmientras que otros con marihuana no prefieren los números, ahora son injustamente ilegales.

María Moreno alistada por el cementerio de la Recoleta.

album de fotos

Las fotos de otra época siguen de moda pero en la versión de Once. Quiero un segundo hippie, eso es lo que nunca he visto. Otro existencialista: sudadera y pantalón negro. Imitaba a la actriz. El Knack y cómo registrarlo (Rita Tushingham). Me gustaban las poses rebuscadas y bromistas. Mi padre y mis abuelos tomaron fotos. Ahora mira esta foto que acabo de tomar. Sara Facio? Pensé que Sara había trazado mi “tono ideal” de belleza que yo había inventado. Y hasta porque tengo ojos celestes.

Periodismo

Creo que estaría de acuerdo en valorar participar en una conversación familiar con el fondo de la televisión. Las putas, la herida sin arte. Lo ocurrido como gritón a lo circo criollo (supuesto, no su altura de calidad), la presencia obscena de “ensobrados” conocidos por todos, declamadores y enunciadores triunfantes del lugar común, la presencia insistente de la notificación falsa sin explicación posterior alguna, el cada vez mayor ausencia de periódicos e investigadores culturales (llegan a chequear con el celu en cámara), la chicana y la denigración del adversario en lugar de la crítica, el lugar del panelista como supuesto representante de la voz del pueblo, el «titeo «, como decía David Viñasel acercamiento del otro a Tinelli, la desaparición de los correctores o como propietarios, las tarjetas de los lectores como reserva de derechos, la notificación como mercancía, la notación. Micky Vainilla y las chistes de redes son la única pedagogía periódica válida para el absurdo. Página 12, El cohete a la luna, Anfibia, que mezcla talentosamente el periodismo de investigación con producciones académicas, las agencias independientes como Paco Urondo, los espontáneos que testimoniaron en las sutilezas de sus excepciones. La muerte de Mario Wainfeld Terminó con lo mejor de una época. No extraño, espero que pueda aparecer después de un año. La Historia nunca omite la Resistencia. Pero está claro, cuídate Enrique Raab, Rodolfo Walsh, Soiza Reilly, Pedro Barraza, Miguel Brianteasí de mezclado.

Museo del Libro y la Lengua

Kermés del día posteriormente en el museo de la lengua que dirige María Moreno.  Foto de Germán García Adrasti Kermés del día posteriormente en el museo de la lengua que dirige María Moreno. Foto de Germán García Adrasti

el Museo del Libro y la Lengua No es estrictamente un museo, frecuenta los lenguajes insurreccionales, otros de la Real Academia, en el arte, en la política, en la calle. La muestra Amorales está en la prensa popular – la Biblioteca Nacional Tenéis la colección completa del diario Crónica –nos quedamos ahí en los registros de discriminación sexual, el expediente trans. Estos son mis refugios con otros sobre Manuel Puig tiene 50 años de excarcelación e inhabilitación El asunto de Buenos Aires. En la nueva oscuridad que vitir nuestra toca, durante cuatro años de visión de la democracia, el libro que profesaba la dictadura y las amenazas de la Triple A que hicéron que Puig saliera hacia el exilio, toda su obra muestra como una lengua puede ser libre, que el deseo puede nacer el derrumbe, como se dice por ahí Roberto Jacoby. La “resistencia” es la palabra divisa, la última vez que el haya expropiado Ernesto Sábato.

Cristina Forero

Hoy soy Cristina Forero así que soy consciente de este largo periodo. Luis Gusmán Yo, lama Cristina. Rodolfo Rabanal Jorge Di Paola también. Carlos Oulanovsky Me llama «Cristina Para Siempre». Alguien ya tenia el arreglo que me hizo perder el respeto al cambiar el numero. No puedo encontrar un nuevo heterónimo si acabo de aparecer en otro personaje.