Morante cierra su más triste mes de abril en Sevilla: Castella, en la frontera del triunfo

Otras ferias antes del último lustre de plenitud Morante de la Puebla zanjó sus múltiples comparaciones a finalesmi. Es un rebelde contra los chinos, desperdicio o desgracia. Pero en este caso será la actuación de abril, desde cuatro ciudades -Resurrección incluida-, la alegría, el mpetu, la energía no regresado. Esta sensación se generaliza al entorno ambiental en la parte inferior del teléfono.

¿Quizás sea incongruente que el toro sea el parado o el que esté al frente de toda la feria? Es posible. Desde la tardía inauguración, ni una tardía persona alguna, si no el final de Morante de la Puebla en la feria, supuso un madrugador jarro de agua fra. Aparecido, colocado, corregido., pero el freno de mano echado te guía hasta la capota. Apenas permiti cuatro vernicas buenas, sin humillar tampoco demasiado. Viola, serie y guapo. Se vuelve a montar el caballo y se lo pasa a la muleta. y Morante, puesto, compuesto y vestido con un tabaco y oro de museo.

Cuando saltó su último toro, negro, acucharado, hecho en cuesta abajo, descolgado en su tranco, ciertas esperanzas se prisieron commemo lamas tintineantes de ilusin. Morante muestra algunas vernicas y unas promesas mediáticas. El toro tuvo su parte justa, si dura después del gas en el caballo, si no se asienta, si empuja el daba; quera hacerlo, fastidiar bien, pero… MdlP en un torersimo arranque esculpi un pase con su derecha brbaro. Pero luego, a la semana siguiente, ya llegó a la muleta. Cerquita por la izquierda unos hechoses naturales de frutos viejos recolectados, y otros frutos, ganado el paso, siderales. El último defecto fundamental tiene un tiempo atribuido al estilo. Y el maestro también es Persia en abril, destinado a espada.

A la

guapeza negra de este toro que proclamaba en su cara su sangre Nariz, tocado de pitones, estrecho de sienes, de una armona insuperable, el tipo Sebastián Castella uen la docena de vernicas de fino dibujoacompañado en su ritmo, hasta la misma boca de riego. Vaci el esplndido saludo en una suave larga donde la embestida volvi a demostrar r la definición, la humillación, el son templado. Tanto es así que Castella apenas lo pic. Encontré cierta contradicción con un poderossimo prlogo de faena, genuflexo y por bajo. Cuando pones el SC izquierda, erguido, vertical, luminoso, coloca el toro detrás. Pero es sólo para salir de este exigente principio de que si es necesario encontrar un resultado. La fachada prácticamente ha entrado en fábrica, pero es por culpa de quienes responden a la actividad -una serie y un cambio de manos- a la mueca del torero. Que lig les rondas de tersos derechazos, siempre puesta la muleta, ayudando al último paso, hasta que el toro anunci su final prematuro. Así el elegante galo acompaña las distancias, embolsa una espaldina, una trenza de circulares de las suyas, levantando nimos. Hasta la estocada desprendida. Se mor la morte, y la petición se fren en la frontera. Sin que cayera la earja para una faena que se quedó ah.

Los sifonazos y frenazos del colorado quinto presagiaban mansedumbres. Sébastien Castella tiene paz. La gente no se lo sostiene con el toro que rescató al caballo, pero el encapuchado de Chacón dice que puede sorprenderse. Y el mansito bondadoso sorprende a dos menos a Castella. Que le cosi rondas por una y otra mano; Mientras pidas la respuesta, la respuesta es mejor. SC construye un pulso a faena siempre en el punto de desarme. Medios establecidos, abandono y nueva ola de reconocimiento.

A Tomás Rufo le sali un berrendo en negro que podría ser el mismo bonito de toda la bonita y cuatro corridas de Alcurrucón, dcil, mansita y finalmente parada. Han pasado 7 años desde que vinimos a Sevilla en abril, demostramos que este lugar no es propicio. De servicios basados ​​en este tercero, marcas querencias, TR viene a escuchar bien con el tercio, va paralelo a la segunda franja y al fin y al cabo, es verdad en el medio, en medio de la tierra el toro bolsa definitivamente bandera blanca. Con el negro no ensuciamos el tercero y el tampoco. Al igual que ocurre con el terreno, no marcamos tanto la fauna anterior.

LA MAESTRANZA. Viernes, 19 de abril de 2024. Duocima de feria. Sin fardos de heno. Toros de Alcurrucón, uatreos; entipados, bien presentados; El 2 y el 5 apuntaron dentro de un conjunto durado por el dócil mansedumbre.

MORANTE DE LA PUEBLA, DE TABACO Y ORO. Pinchazo hondo (silencio); tres pinazos, otro hondo et tres descabellos (silencio).

SÉBASTIN CASTELLA, DE CORAL Y PLATA. Estocada desprendida (petición y saludos); media estocada y descabello. Aviso (saludos).

TOMS RUFO, DE MALVA Y ORO. Pinchazo y pinchazo hondo (silencio); estocada (silencio).