Syriza confa en el exbanquero Stefanos Kasselakis para liderar el partido y revivir la izquierda griega

Syriza confa en el exbanquero Stefanos Kasselakis para liderar el partido y revivir la izquierda griega

Actualizado

El joven exbanquero, desconocido entre las bases del partido hasta hace un mes, tomar el relevo a Alexis Tsipras.

Stefanos Kasselakis deposita su voto, este domingo.
Stefanos Kasselakis deposita su voto, este domingo.ALEXANDROS VLACHOSEFE

El partido de izquierda griego Syriza acudi este domingo a las urnas para elegir a un nuevo lder tras la dimisin del exprimer ministro Alexis Tsipras, que renunci tras el descalabro en las elecciones ante la Nueva Democracia de Kyriakos Mitsotakis. Las bases de Syriza acudieron por segundo domingo consecutivo a votar despus de que ninguno de los candidatos superara el 50% de los votos en la primera ronda. Con una clara respuesta del 56,69%% de votos, Stefanos Kasselakis, de 35 aos, se convierte en el nuevo lder de la formacin. Kasselakis se ha impuesto ante la exministra de Trabajo y candidata favorita en las encuestas, Efi Ajtsioglu, que obtuvo el 43,31% de votos. Los afiliados acudieron en masa a las urnas, con un 70% de participacin del total de 180.000 miembros, con una participacin similar a la primera vuelta. «Grecia necesita la unidad de Syriza. Avanzaremos todos juntos», dijo Kasselakis despus de votar en las elecciones del partido.

La victoria de Kasselakis supone un jarrn de agua fra para el ala ms de izquierda del partido, que miraba con escepticismo la rpida ascensin y popularidad que ha obtenido Kasselakis entre las bases, especialmente entre los ms jvenes. Kasselakis ha sido criticado por no tener un programa claro y los gestos populistas en redes sociales. «Es como si Netflix hubiera entrado, se hubiera apoderado del partido y ahora lo hubiera convertido en una serie», seal el escritor de izquierdas Dimitris Psarras. «La gente no tiene ni idea de qu tratan sus polticas o si tiene algn programa», aadi. Kasselakis es un exbanquero de tendencia liberal que hasta hace dos meses resida en Estados Unidos y era prcticamente desconocido entre los afiliados a Syriza. «Quienes votan por l no consideran un problema no conocerlo», seal el columnista de Kathimerini, Nikos Konstandaras. «Votan por l precisamente porque no lo conocen» escribe, tras advertir que percibe su apoyo como una demanda de cambio dentro de la formacin, que arrastra desde hace tiempo una crisis interna. Existe una divisin en la formacin entre quienes sugieren un giro ms hacia las izquierdas y los que prefieren un enfoque ms modesto de apertura hacia el centro-izquierda. La victoria de Kasselakis podra provocar el abandono de parte de los afiliados, que critican que el nuevo lder no es diputado y puede daar a la direccin de Syriza. El ala izquierda del partido tampoco ve con buenos ojos su anterior trabajo en el banco estadounidense Goldman Sachs, responsable de ayudar a Grecia a manipular sus cuentas pblicas a principios de los 2000, lo que provoc la cada econmica del pas. El joven lder se defiende diciendo que gracias a su experiencia laboral ha «comprendido la arrogancia» de los crculos econmicos. Las promesas electorales de Kasselakis tambin son inusuales entre el liderazgo de Syriza: ha desenterrado cuestiones olvidadas en la izquierda griega en los ltimos aos, como la separacin entre Iglesia y Estado o el fin del servicio militar obligatorio. Kasselakis es adems, abiertamente gay y ha presentado en pblico desde el primer momento a su marido, un enfermero estadounidense.

«Hoy la palabra pertenece a las decenas de miles de miembros de Syriza», declar durante la jornada electoral Tsipras. «Maana tendremos al presidente que los griegos elijan». El exprimer ministro sigue siendo muy influyente en la formacin y en las ltimas semanas se ha especulado mucho sobre cul candidato preferira al mando. Tras su renuncia, los medios griegos aseguraban que apoyaba a Efi Ajtsioglu, exministra de Trabajo durante su mandato. Ajtsioglu era la favorita en las encuestas, aunque qued segunda en la primera ronda de votacin con el 36% de los votos, frente al 44,9% de Kasselakis. Sin embargo, tambin se ha especulado que el nuevo lder podra tener el beneplcito de Tsipras y ya contaba con el apoyo de su hermano, el diputado Yorgos.